Sexto Derramamiento: El Propósito

Sexto Derramamiento: El Propósito

El Común de la gente camina para cualquier lado, deja que sus pies la lleven por cualquier senda, lentamente van desperdiciando su vida, porque no saben que fueron creados por Dios con un claro propósito.

Los pies de Jesús fueron traspasados para que nuestros propios pies sean libres de la esclavitud de caminar por una senda que termina en perdición, maldición, enfermedad, pobreza, vicios, infelicidad y muerte eterna.

Hoy tienes la oportunidad de enfocarte en el original propósito de Dios para tu vida.

Miren mis manos y mis pies, yo mismo soy. Tóquenme y vean. Lucas 24.39. Los pies de Jesús fueron traspasados por gruesos clavos. Su sangre brotó por ellos para que tu vida cambie de rumbo:

El Propósito de Dios para tu vida. ¿Para qué te creó Dios?

1) Para que tengas relación con el creador. El hombre se la pasa buscando a Dios sin encontrarlo. Por eso existen tantas religiones. En Jesús Dios te busca porque quiere volver a tener relación con vos.

2) Para que hagas producir la tierra. El propósito original no fue que trabajes para la tierra o el negocio de otro, sino que Él quiso darte una tierra propia, un negocio propio, para que lo “labres”, para que lo hagas producir.

3) Para guardar lo que recibís. Somos mayordomos, administradores de las riquezas del Señor. Tienes la responsabilidad de cuidar tu persona, tu tiempo, desarrollar tu intelecto, hacer crecer a tu familia, prosperar tus finanzas, multiplicar tu ministerio.

Para andar en el propósito de Dios tendrás que

a) Evitar estar en lugares incorrectos.
Hay lugares donde el ambiente espiritual es de tinieblas, de pecado, de ocultismo, idolatría, desenfreno. Evita tales lugares y busca ambientes donde haya una atmósfera de bendición como la iglesia, la célula.

b) Buscar el tiempo justo
Hay momento para todo. Para ponerse de novio, para comenzar un negocio, para iniciar una familia. Hay personas que se apresuran y dañan sentimentalmente a otros, pierden su dinero. Hay quienes nunca se deciden y se quedan solos o nunca acceden a la prosperidad económica.

Busca el tiempo de Dios. Ora preguntando al Señor si ya estás maduro para emprender una nueva etapa en tu vida. No te quedes. No te detengas. No te apresures.

c) Juntarte con personas adecuadas
La gente te influencia. Es como que el espíritu que hay en ellos comienza a “fluir” a través de tu vida. En lugar de que el Espíritu Santo sea el que “fluya” el que te influencie, terminan siendo los demás. Tus formas de pensar, de hablar, de actuar, son afectadas por las personas con las cuales te rodeas.

Si te juntas con personas negativas, sin fe, sin ánimo, te contagiarás de tal espíritu y seguramente no tendrás metas ni las alcanzarás. Júntate con gente de fe, de acción, de propósito, que busque a Dios.

¿Cómo aplica a mi vida?


  1. - Es el momento de dar un giro a tu vida hacia el propósito de Dios
  2. - Permite que la sangre de los pies de Jesús liberen tus pies para caminar hacia la vida, la victoria, la bendición.
  3. - Jesús es el único camino. No hay otra opción para que te vaya bien.


Es tu turno


  1. - Ora para que recibas el grandioso propósito para tu vida.
  2. - Ora para que comiences a andar en ese propósito.
  3. - Ora para que renuncies a lugares y personas que te apartan del propósito de Dios.
  4. - Ora para que decidas juntarte con amigos espirituales.


MIL BENDICIONES A TODOS,
Sígueme por:

Facebook Twitter Google + Pinterest RSS

Comentarios

  1. Excelente blog Juan Manuel, Dios Todopoderoso te siga dando unción para continuar este bello proyecto y verlo crecer a un mayor nivel para su Gloria te bendigo en Cristo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras Claudia, te pido que me ayudes a orar y a compartir el contenido con más personas para que podamos edificar a muchos más!!!

      Eliminar

Publicar un comentario

NO TE VAYAS SIN DEJARNOS TUS COMENTARIOS...
Me gustaría saber lo que piensas de lo que acabas de leer.

Entradas populares