Séptimo Derramamiento: La Consagración

Séptimo Derramamiento: La Consagración

El hombre se ha empecinado en caminar solo, sin Dios. Quiere hacer su propia voluntad. Tiene un corazón duro hacia Jesús. Y en este camino que podríamos llamar “ancho”, “fácil”, porque cada uno hace lo que quiere, termina conduciéndolo hacia la perdición, hacia el desastre personal, familiar, financiero.

Jesús quiere caminar a tu lado. Por eso derramó la sangre de su costado, para que te unas a Él en su camino.

Cuando llegaron los soldados a Jesús le vieron ya muerto. Uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua. Juan 19:33, 34

Esta es una oportunidad para que te apartes del pecado y comiences a vivir consagrado a Jesús.

El Salmo 22 describe todo lo que Jesús sufrió por ti:

- El Padre lo desamparó. Salmo 22:1.
- Fue despreciado por los hombres. Salmo 22:6.
- Su corazón sufrió. Salmo 22:14.

Este dolor del corazón de Jesús, esta sangre derramada de su costado, tuvo un claro propósito de Dios:

- Que vuelvas a caminar con Jesús, que te consagres a Él.
- Que la sangre del corazón de Jesús absorba toda rebeldía y dureza de tu propio corazón.
- Que la sangre del corazón de Jesús absorba todo sufrimiento de tu propio corazón.

Dios siempre te ha amado y busca estar a tu lado. Es tu Padre espiritual.

- Desde tu concepción. Salmo 22:10
- En tu nacimiento. Salmo 22:9
- En tu infancia. Salmo 22:10
- En momentos de dolor. Salmo 22:11

Si no lo has sentido es porque tú te alejaste de Él. Dios siempre quiso estar a tu lado.

¿Cómo aplica a mi vida?

  1. - Es el momento de que te acerques a Jesús, que camines a su lado, que apliques la sangre de su costado a tu vida.
  2. - Es el momento de que la sangre del corazón de Jesús absorba tu viejo y duro corazón y recibas un corazón nuevo, de acuerdo al corazón de Jesús.
  3. - Es el momento en que la sangre del corazón de Jesús absorba tus sufrimientos, tus experiencias negativas, tus dolores, tu rechazo.
  4. - Es el momento de decidir vivir para Jesús, para alabarle, hablar bien de Él a otras personas.


Es tu turno

  1. - Aplica la sangre del costado de Jesús sobre tu vida para que comiences a caminar con Dios
  2. - Aplica la sangre del corazón de Jesús para que el corazón duro sea transformado por un corazón nuevo.
  3. - Aplica la sangre del corazón de Jesús para que absorba todo dolor que haya en tu corazón.
  4. - Con un nuevo corazón perdona y bendice a los que te han dañado.
  5. - Con un nuevo corazón decide amar y obedecer a Dios.
  6. - Con un nuevo corazón decide compartir a otros acerca del amor y la sangre de Jesús.


No te despegues que aún nos queda una parte más de esta serie... nos leemos la próxima semana.

MIL BENDICIONES A TODOS,
Sígueme por:

Facebook Twitter Google + Pinterest RSS

Comentarios

Entradas populares