Cómo hacer mi Diario Devocional

¡Ya es octubre! Y ya estoy de vuelta con un nuevo post que espero sea de muchísima bendición para todos ustedes, especialmente para los jóvenes que se dan el tiempo de visitar mi blog.

Les traigo una idea de cómo hacer su Diario Devocional, donde pueden escribir lo que Dios les hable cada día.
Cómo hacer mi Diario Devocional




En mi caminar con Dios, me di cuenta que Él siempre está hablando en situaciones específicas de nuestras vidas, sólo que estamos tan ocupado en nuestras actividades cotidianas que no nos damos el tiempo para guardar silencio delante de Dios (Salmo 37:7).

La oración es un privilegio que Dios nos dio para hablar con él, mientras que la biblia es el medio por el cual podemos escuchar la voz misma de Dios. Toda la Biblia es inspirada por Dios, y de cualquier pasaje o verso podemos extraer una buena enseñanza (2 Timoteo 3:16). Pero cuando se trata de tener un tiempo devocional, Dios siempre habla de forma especial, dando  una palabra específica, para una situación específica en un tiempo específico, es a lo que llamamos RHEMA.

Antes de comenzar, debes tener lo necesario: Una Biblia, Una libreta o Diario, Plumas, Marca textos, Colores y un corazón dispuesto para escuchar la voz de Dios.

Después de tener tu tiempo de oración, puedes guardar silencio por un breve momento, muchas veces Dios trae a tu mente algún verso, un canto, o algo que puede usar para ministrar tu vida. (Yo siempre oro con canciones de adoración, y casi siempre hay un canto que Dios usa para hablarme).

Ahora vamos a elegir uno o varios pasajes bíblicos para leer, de preferencia sigue un plan de lectura para que se lo más ordenado posible. En algunas Biblias puedes encontrar la sección “Lectura Bíblica en un Año”, en mi caso, yo hice mi propio plan de lectura que te compartiré en la sección de Descargas.

Ya que hayas leído la Biblia, te recomiendo que subrayes, colorees o marques los versículos que hayan tocado tu corazón, deja que el Espíritu Santo te guíe, él siempre hará que esas palabras para ti salten de la Biblia a tu corazón.

Pasemos ahora al Diario. Vamos a ver las secciones que debes escribir:

& FECHA: En la parte superior derecha, siempre escribe la fecha.
& LECTURA DEL DIA: Escribe el pasaje o los pasajes que te toca leer.
& VERSO RHEMA: En esta sección escribe el verso o los versos de los pasajes que leíste, con los que Dios habló a tu corazón. Por ejemplo, si leíste Génesis 23-24, y el verso que tocó tu vida fue Génesis 24:1, escríbelo aquí.
& PALABRA RHEMA: En esta sección de tu devocional, escribe con tus propias palabras lo que sientes que Dios quiere enseñarte a través de la lectura bíblica del día. La Palabra Rhema es esa palabra que viene del corazón de Dios para tu vida. Toda la palabra nos edifica, pero una palabra específica es la que aumenta nuestra fe y nos hace crecer espiritualmente.
& REFLEXIONA UN POCO: Una vez que tengas escrito lo que Dios quiere enseñarte, es momento de meditar un poco más sobre ésa palabra específica para tu vida. Pregúntate: ¿Qué provoca está palabra en mi interior? Y escríbelo aquí.
& MOTIVACIÓN: En ésta sección de tu devocional, puedes escribir experiencias de personas que hayan vivido algo parecido a lo que Dios te esta hablando, incluso escribe tus propias experiencias. Lo importante es que te mantengas motivado a seguir aplicando lo que estás aprendiendo.
& APLICACIÓN: Es importante aprender de la Palabra de Dios, pero lo más importante  es aplicar en nuestra vida las enseñanzas de Dios. Haz una lista de las actividades que puedes realizar para que empieces a vivir la palabra en tu diario vivir.
& NOTAS: Trata de escribir cualquier cosa que creas puede servirte para tu crecimiento espiritual y ministerial. A mi me gusta ponerle título a cada día según lo que Dios me hable, me inspiro a sacar predicas.

Esta es la forma en la que yo hago mi devocional y la verdad es que ha sido de muchísima bendición para mi vida, te comparto en la sección de Descargas el formato que yo imprimí para mi Diario Devocional.

Una vez leí “Así habló Jehová Dios de Israel, diciendo: Escríbete en un libro todas las palabras que te he hablado” (Jeremías 30:2). Desde entonces procuro escribir todo lo que Dios me hable: 1) Para no olvidarlos, 2) Para ir de nuevo a lo que Dios me ha dicho para retomar fuerza y seguir, 3) Para sacar ideas para compartir con otros.

De mi Diario Devocional, muchas veces he sacado enseñanzas y predicaciones que he compartido en retiros, en grupos pequeños y en los servicios de jóvenes y he visto la mano de Dios obrando en los que reciben éste mismo mensaje.

Al principio tal vez no sepas qué escribir, o cómo expresar lo que estás recibiendo de parte de Dios, recuerda que esto es un DIARIO que llevará el SELLO de la Palabra de Dios. Así que no te preocupes, solo escribe lo que Dios te haga sentir, después te darás cuenta que necesitarás más de una hoja para escribir lo que estas recibiendo.

Espero que esta idea te sirva para aprender a escuchar y obedecer la voz de Dios en tu diario vivir. Escríbeme qué te parece y cuál es la forma en la que tú tienes tu tiempo devocional con Dios. Envía tus comentarios aquí. No olvides compartir con otros éste y otros posts.

BENDICIONES

Entradas populares